Una de las tareas más importantes, pero a menudo olvidadas, de los cuidadores es cuidar de sí mismos. La salud física, emocional y mental de un cuidador es vital para poder cuidar de otra persona. Está claro que cuidarse uno mismo no es tarea fácil y no le damos la suficiente importancia.

Para ello, hemos creado la página Aprender a cuidarse , dónde hemos recopilado una serie de vídeos con los que podrá dedicarse un breve tiempo al día a cuidarse. La sección está dividida en tres galerias:

  1. Gestión de las emociones y sentimientos.
  2. Recursos para mantener una buena higiene postural y evitar lesiones de espalda.
  3. Meditación y relajación.

 

 

Print Friendly