Autora: Martí-Arques, Rut

Una de las tareas más importantes, pero a menudo olvidadas, de los cuidadores es cuidar de sí mismos. La salud física, emocional y mental de un cuidador es vital para poder cuidar de otra persona. Está claro que cuidarse uno mismo no es una tarea fácil y a veces no le damos la suficiente importancia. Ten en cuenta que cuidar de uno mismo, es cuidar la herramienta que utiliza para amar, proteger, ayudar y querer a la persona que necesita sus cuidados. Recuerde que para ser una buena cuidadora, antes debe ser capaz de cuidarse uno mismo. A continuación, le proponemos una serie de vídeos con los que podrá dedicarse un breve tiempo al día a cuidarse. Esperamos que le sirvan de ayuda

[huge_it_videogallery id="2"]

[huge_it_videogallery id="3"]

[huge_it_videogallery id="4"]

Print Friendly