"La enfermedad de un familiar es un factor de estrés agudo para toda familia", explica la psicóloga Laura Rojas-Marcos autora del reciente libro La familia: de relaciones tóxicas a relaciones sanas.

Pero no todas las enfermedades se viven del mismo modo y producen los mismos desequilibrios. Depende, fundamentalmente, de tres factores: del tipo de enfermedad (si es degenerativa o de otro tipo), si hay dolor o no y si existe el factor muerte.

Otro factor muy importante que influye en cómo la familia afronta la enfermedad de su ser querido es el rol que desempeña el propio enfermo dentro de la familia.  Del mismo modo, el papel del cuidador con respecto a la familia es otro factor a tener en cuenta ya que no es lo mismo la familia que se implica activamente a que una sola persona asuma todo el cuidado", indica la experta.

[acceder notícia completa]

Print Friendly