Respirar

Autora: Miguel-Ruiz MªDolores; López-Luque Maite

La persona afecta de (EPOC) vive con una serie de problemas respiratorios que le pueden dificultar o incluso impedir la realización de las actividades de la vida diaria. Un acto tan automático y vital como respirar, se ve afectado por una obstrucción de las vías aéreas (principalmente los bronquios) que dificulta el paso del aire y puede provocar la sensación de ahogo o falta de aire (disnea) que suele aparecer al aumentar la actividad, realizar un esfuerzo o durante un resfriado o infección respiratoria. Otros síntomas que pueden aparecer en la EPOC son la tos y la mucosidad (expectoración). La EPOC es una enfermedad progresiva, que no se cura, con una mayor prevalencia de ansiedad y de depresión que la población general. No obstante, las personas diagnosticadas pueden mejorar sus síntomas y tener la enfermedad controlada si tienen una actitud positiva delante de la enfermedad y un apoyo y ayuda de la familia y del cuidador. De este modo conseguirá una mejor calidad de vida (aliviar el ahogo) y un retraso en el empeoramiento de la enfermedad. Por tanto un conocimiento de la enfermedad, facilitará la adopción de aquellos cambios en el estilo de vida que harán que se encuentre mejor, como:

Evitar el tabaco y ambientes contaminados. El humo de tabaco es el principal causante de EPOC y acelera su progresión.  

Cuidar la alimentación. Es importante nutrirse de manera correcta y mantener un buen peso corporal.  

Realizar ejercicio físico regularmente. (enlace) Romper con la espiral falta de aire-fatiga-poco ejercicio. El ejercicio hará que sus capacidades se mantengan más tiempo. Diferentes comunidades han diseñado rutas para caminar para personas con EPOC (enlace)  

Vacunarse. Se han de vacunar anualmente de la gripe y según recomendaciones sanitarias, vacunar de la neumonía.  

Utilizar adecuadamente la medicación y conocer sus efectos. La principal vía de administración de la medicación para la EPOC es la inhalada. Para que la medicación llegue hasta los pulmones es de vital importancia conocer y realizar correctamente las técnicas de inhalación: (enlace). Reconocer las descompensaciones y qué hacer si aparecen es de gran importancia.

Print Friendly