Neurólogo

Neurólogo

Las causas principales del ictus son los factores de riesgo vascular; como la tensión arterial alta, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaco y el sedentarismo, asociado a la obesidad. En personas de edad avanzada, una arritmia cardíaca, llamada fibrilación auricular, es una causa frecuente. ¿Por qué esta enfermedad se ha ido incrementando en número en los últimos años? Joaquín Ojeda, neurólogo y coordinador del Servicio de Neurología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, señala que es debido, básicamente, al aumento de la esperanza de vida. También por el aumento de la obesidad y del consumo de tabaco. Por ello, destaca que “la clave es la prevención en los factores de riesgo que son modificables”.Matiza que la edad es el principal factor de riesgo, y que no se puede modificar. “Si queremos actuar en la población; hay que conseguir que la gente se trate el colesterol, el azúcar o la tensión, que evite los tóxicos, que deje de fumar y que haga ejercicio para evitar el sedentarismo. En personas mayores, aparte de todo esto, también llevar a cabo un seguimiento para descartar la fibrilación auricular, que es la causa más frecuente de ictus en las personas de edad avanzada”, declara. Ojeda insiste en la necesidad de educar a la población en un mejor conocimiento de los síntomas de un ictus, con vistas a una identificación y a un tratamiento precoz. Los signos más frecuentes de debut de un ictus isquémico son “la pérdida brusca de fuerza o de sensibilidad de alguna parte del cuerpo, la pérdida de capacidad para hablar o la confusión. El ictus hemorrágico muchas veces debuta además con dolor de cabeza”, expone Ojeda.

Fuente: immedicohospitalario.es

Print Friendly